martes, 2 de octubre de 2007

¿Qué es la radiofrecuencia? ¿Para qué sirve?

En los últimos meses hemos asistido al interés creciente y al consiguiente estudio de un tema que ocupa a médicos y pacientes como es la radiofrecuencia aplicada a la celulitis y a la flacidez corporal. La radiofrecuencia son radiaciones electromagnéticas que oscilan simultáneamente en el campo eléctrico y magnético capaces de entregar la energía de la radiofrecuencia selectivamente en la dermis profunda y en las capas subdermicas mientras se protege la epidermis y así poder luchar contra la flacidez y la celulitis.

La radiofrecuencia genera un campo eléctrico que cambia de positivo a negativo, lo que causa un movimiento rotacional de las moléculas que genera calor por lo tanto produce un calentamiento profundo que afecta a la piel y tejido graso subcutáneo. Un calentamiento que podríamos decir va de dentro hacia fuera. Dicho calentamiento va a favorecer:

  • El drenaje linfático, lo cuál permitirá disminuir los líquidos y las toxinas en el que se encuentran embebidos los adipositos del tejido afecto de celulitis.
  • Un aumento en la circulación de la zona que permitirá mejorar el metabolismo tanto del tejido graso subcutáneo como la mejora del aspecto de la piel acompañante.
  • La formación de nuevo colágeno, tanto en la piel como en el tejido subcutáneo, permitiendo que todo el tejido adquiera firmeza gracias a la reorganización de los septos fibrosos y engrosamiento dérmico suprayacente.
  • Y por último tras la lesión térmica controlada con retracción del tejido hay una respuesta inflamatoria que se verá acompañada de migración de fibroblastos, lo cual reforzará aún más la estructura de colágeno, dando como resultado un rejuvenecimiento de la zona tratada.

El efecto inmediato de la aplicación de radiofrecuencia es la retracción del colágeno, con más o menos rapidez según los casos. Sin embargo, lo que se pretende conseguir gradualmente es la reestructuración del colágeno profundo, lo que incluye que se formen fibras nuevas que sustituyan a las envejecidas y hagan los tejidos más elásticos, se favorezca la homeostasis y, en general, mejore el estado de la piel eliminando de ella las huellas del paso del tiempo. Este proceso es más lento y, según los casos y dependiendo del estado en el que se encuentre el colágeno de la persona, se produce entre los dos y cuatro meses posteriores al tratamiento. De hecho se han realizado estudios histológicos que demuestran cambios importantes en la remodelación del colágeno a partir de la sexta semana posterior a la aplicación de la radiofrecuencia.

El procedimiento es sencillo. Debe ingerirse por lo menos medio litro de agua previo a la sesión y medio litro posterior a la misma. La duración del tratamiento es variable dependiendo del área a tratar. Áreas pequeñas como los glúteos y brazos suelen realizarse en 25 ó 30 minutos, mientras que áreas más amplias como cara interna de muslos, abdomen y trocánteres (cartucheras) pueden prolongarse de 45 a 60 minutos


6 comentarios:

Sandra Montes dijo...

Hola mi consulta es si las personas con sobrepeso, ojo "no obesidad" pueden optar por este tratamiento, lei en unas sites que no como en laradiofrecuencia.com y otras más, me gustaría su opinión, gracias :)

Marta Perez dijo...

Hola

Yo o cualquier otra persona podríamos darte una respuesta, pero a quien de verdad deberías hacer caso es a tu medico, el te hará un estudio y valorara tu situación.
Piensa que cada persona es un mundo.

Un saludo Sandra.

Marta Perez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Martha Lilia Ochoa Cerda dijo...

Existe algún impedimento de utilizar la radio frecuencia en personas con hipertensión o problemas de circulación ?

Gracias por su tención, cordiales saludos.

Martha Lilia

jennifer rios dijo...

Con tal de que sean generalmente sanos y no tengan ninguna enfermedad de la piel o infecciones en el área tratada, hay pocas razones médicas por las que los pacientes no deben someterse a este tratamiento.
Las personas con trastornos sensoriales a la piel no pueden ser considerados buenos candidatos, ya que esto podría hacer que la presentación de signos de malestar durante el procedimiento, lo que lleva a un daño potencial.
Aunque no hay pruebas de que la Radiofrecuencia sea perjudicial para las mujeres embarazadas, por lo general, se le recomienda que espere hasta después de haber dado a luz antes de embarcarse al uso del tratamiento.
Más importante aún, las personas con dispositivos eléctricos, por ejemplo, marcapasos, o implantes de metal por ejemplo, articulaciones artificiales de metal de la cadera, las válvulas del corazón o placas dentales, no se pueden tratar porque la corriente de radiofrecuencia que fluye a través del cuerpo puede interferir con estos dispositivos o calentar implantes de metal, lo que podría ser peligroso.

Maria dijo...

Hola como estas? Una consúlta yo me quiero realizar radio en la parte trasera de las piernas pero tengo arañitas , es aconsejable
Desde ya muchísimas gracias
Saludos

Maria